Editorial
06/11/2015

La Evaluación de Tecnologías Sanitarias (ETS), es una herramienta fundamental para la toma de decisiones basada en evidencia, que permitan y sustenten una inversión efectiva, en un sector en el cual la demanda siempre es creciente; es decir, es el nexo contextualizado entre el conocimiento científico y el proceso de toma de decisiones. En diferentes partes del mundo los informes de ETS son solicitados para apoyar un amplio rango de decisiones, porque cuando no se cuenta con ellos, la incorporación y difusión de nuevas tecnologías es más probable que sea influenciada por un amplio rango de factores sociales, financieros, profesionales o institucionales que seguramente no producirán resultados óptimos ni un uso eficiente de los limitados recursos sanitarios.[1]

La ETS juega un papel cada vez más importante, dada la velocidad del desarrollo tecnológico en el...